Blog Detail

  • Home
  • La masturbación femenina ¿afecta el sexo en pareja?
masturbacion femenina

La masturbación femenina ¿afecta el sexo en pareja?

Spread the love

Para entender la conducta de masturbacion femenina  , se ha hecho este estudio, que buscó a través de entrevistas comprender la actividad,encontrando esta tipificación:

Mujeres que son activas sexualmente y que tienen sexo con frecuencia (generalmente otorgan gran importancia al sexo y se sienten satisfechas con su pareja). Este grupo generalmente presenta baja dificultad orgásmica y alto placer orgásmico mientras se masturban.

Mujeres que tienen relaciones sexuales con frecuencia pero que se masturban poco.

Estas mujeres otorgan gran importancia al sexo y se sienten satisfechas en el sexo con sus parejas,

pero en comparación con las primeras tienen una dificultad y latencia orgásmica mas alta durante la masturbación y un placer orgásmico un poco mas bajo.

Mujeres que se masturban con frecuencia pero que tienen relaciones sexuales con menos frecuencia. Generalmente en este grupo estarían aquellas mujeres que le dan menos importancia al sexo y que tienen baja satisfacción sexual.

Sin estigmatizar la conducta de  masturbación femenina

Planteada desde varios ángulos como facilitadora del conocimiento y la autoexploración femenina,

asociada a su vez con una mejor satisfacción sexual, David Rowland, Tiffany Kolba, Sean McNabney, Dudbeth Uribe y Krisztina Hevesi,

quisieron encontrar que tanto se relaciona la masturbación femenina con la frecuencia sexual con la pareja, cuales son las razones mas frecuentes para masturbarse,

que actividades son mas frecuentes en esta actividad, que tantos orgasmos se tienen y de que calidad.

Todas estas preguntas quisieron responderlas, encuestando a 2215 mujeres desde los 18 años, que diligenciaron una encuesta en línea para obtener información detallada frente a estos interrogantes.

¿Quiere saber si eres bueno en el sexo?

Estudios anteriores han mostrado cómo a pesar de haber supuesto que la masturbación proporcionaba una salida sexual a las personas que no tenían pareja,

los estudios recientes han mostrado cómo dicha conducta y el sexo en pareja pueden generar diferentes experiencias para las mujeres,

es decir estas actividades a menudo tienen propósitos y objetivos distintos, lo que hace pensar que una actividad no puede sustituir a la otra.

De hecho dentro de las razones encontradas por las mujeres para masturbarse aparecen placer físico, liberación de tensión sexual, relajación, sueño, falta de interés en la pareja.

Pudiera plantearse que la masturbación y el sexo en pareja pueden compartir elementos similares de placer sexual y orgasmos, pero los elementos que contribuyen al placer sexual durante la masturbación pueden ser diferentes entre si,

es decir mientras el placer en la masturbación se caracteriza por mayor frecuencia de sentimientos de autonomía y control, el placer sexual en pareja se asocia con placer mutuo, disfrute en pareja y cercanía emocional.

A pesar que la masturbación es un asunto tan común

aún existe mucho tabú para hablar de este, y a su vez sigue siendo un tema poco investigado, ya que para completar los hombres y las mujeres son reacios a revelar dichos hábitos, en parte relacionado con su naturaleza privada.

Otros estudios han encontrado que dependiendo del objetivo y la razón utilizada para masturbarse, esta podría tener efectos positivos en la relación como la mejora en la intimidad o la maximización del placer para la mujer y su pareja asociada con una mayor satisfacción sexual;

pero cuando la masturbación se encuentra asociada con sentimientos de evitación y neutralización de conflicto en la relación, esta actividad se relacionaba con una disminución en la satisfacción sexual.

Es precisamente identificar las razones o factores que inciden en esta actividad y que pueden oscilar entre complementar o mejorar la vida sexual,

mayor conocimiento y exploración del cuerpo femenino hasta confiar en la masturbación como mecanismos de afrontamiento para reducir la satisfacción de la relación sexual, puede permitir identificar si es o no problemático su uso, o que otro tipo de estrategias adicional se pueden utilizar para responder a los mismos fines.

De otro lado

Frente a la relación entre frecuencia de masturbación y sexo en pareja, los resultados han sido diversos. Algunos estudios han planteado que la frecuencia en la masturbación y el sexo en pareja no estaban relacionados,

mientras que otros han sugerido que la masturbación femenina si tiene impacto en el sexo en pareja,

por ejemplo en el caso de los adolescentes se ha encontrado que la masturbación en solitario, predecía una mayor probabilidad de masturbación en pareja,

así como dar y recibir estimulación oral, coitan pene-vaginal y coito anal, así como estos resultados similares se encontraron en mujeres hipersexuales.

Frente a la duración de la relación, se ha encontrado que a mayor duración de la misma, menos frecuencia de sexo y mas conductas de masturbación.

No tengo ganas… La diferencia en el deseo sexual en la pareja

La mayor frecuencia de la masturbación se relacionó con una menor satisfacción con la pareja, una mayor importancia del sexo y mayores niveles de ansiedad / depresión general.

La frecuencia, las razones y las actividades durante la masturbación predijeron tanto el placer orgásmico como la dificultad orgásmica durante la masturbación.

La conducta de masturbación es bastante común en la población femenina, encontrando frecuencias de por lo menos una vez a la semana y una vez cada dos semanas.

-Las mujeres que se masturbaban con mayor frecuencia se diferenciaban de las que se masturbaban poco o no lo hacían en distintas formas. En algunos casos, estas mujeres informaron menores satisfacciones por la relación sexual con su pareja o menos posibilidades de tener una pareja sexual,

lo que podría interpretarse como que la motivación de algunas mujeres para la masturbación esta relacionada con problemas de pareja. Adicional a esto, estas mujeres mostraron un mayor interés e importancia atribuida al sexo, que aquellas que se masturbaban en frecuencias mas bajas.

También encontraron una relación entre altas frecuencias de masturbación y mas probabilidad de informar ansiedad o depresión,

siendo precisamente una de las explicaciones de este hallazgo que la masturbación muchas veces es usada como una vacuna contra la angustia psicológica,

es decir termina siendo una conducta donde mas allá de la obtención del placer, está mantenida por la disminución del malestar psicológico y si este último se da en altas frecuencias, la conducta de  masturbación también aumentará en este sentido.

A propósito

El 60% de las mujeres en este estudio mencionaron como razón para masturbarse el alivio de la tensión y superación de la ansiedad.

– Las mujeres que informan una menor satisfacción en la relación sexual con su pareja,

pueden haber optado por la masturbación como una salida cuando se sienten insatisfechas por el sexo en su relación.

Esto se relaciona con los planteamientos donde a mayor niveles de masturbación, mayor relación en algunos casos con problemas de pareja.

Sin embargo, en otros grupos de mujeres se encontró que a mayor masturbación en solitario, mas posibilidades de desplegar esta conducta en pareja.

Sexo oral diferencias en la práctica entre hombres y mujeres

-Frente a las actividades durante la masturbación, casi todas las mujeres dependían de la estimulación del clítoris para la excitación durante la masturbación,

en tanto que aproximadamente el 50% utiliza la estimulación vaginal, lo que es coherente con estudios que han expuesto como la actividad masturbadora femenina no implica necesariamente penetración vaginal.

Dentro del estudio se encontraron dos grupos de mujeres de acuerdo a la actividad sexual

Un grupo utilizaba actividades de masturbación mas convencionales como posiciones específicas, estimuladores, estimulación en los senos y fantasías que involucraban su pareja,

en tanto que el segundo grupo, realizaban actividades menos convencionales cómo la estimulación anal y las fantasías que no incluían a la pareja. Cuando las mujeres indicaron problemas de pareja como una razón para masturbarse,

tendieron a utilizar actividades menos convencionales durante la masturbación como no incluir a la pareja, mientras que aquellas mujeres que mencionan el alivio del estrés, utilizaron actividades mas convencionales.

-Las mujeres que utilizaban la conducta masturbadora como fuente de placer, informaron menos dificultad para alcanzar orgasmos a diferencia de aquellas que lo utilizaban para superar la ansiedad,

donde se encontró un menor placer orgásmico, lo que nos lleva a plantear como las razones y las actividades en la conducta masturbadora, están asociadas con el placer que se obtiene de la misma.

A modo de resumen

Lo que nos indica este estudio es que conductas  como la masturbación pueden ser comprendidas en contexto, sus causas, razones, fines y beneficios nos van a mostrar como será el impacto tanto personal como en una relación y en esa medida su utilización podría ser positiva o no.

Lo que si es claro, es que dicha conducta a mostrado ser una puerta de conocimiento y autoexploración del cuerpo femenino,

y que su realización en solitario y en pareja podría aumentar la satisfacción sexual en general, siempre y cuando dicha conducta no se convierta en una forma de evitar o escaparse de una situación donde no nos sentimos satisfechas ni sexualmente.

Por ello nuevamente el componente de comunicación sexual cobra relevancia en la medida en que nos permitirá encontrar las mejores actividades y comportamientos para afianzar la satisfacción, si es que estamos insatisfechas. 

Fuente

David L. Rowland, Tiffany N. Kolba, Sean M. McNabney, Dudbeth Uribe & Krisztina Hevesi (2020) Why and How Women Masturbate, and the Relationship to Orgasmic Response, Journal of Sex & Marital Therapy, 46:4, 361-376, DOI: 10.1080/0092623X.2020.1717700

2 Comments

Write a comment