Blog Detail

  • Home
  • Estrategias del sobreviviente experiencia traumática de infidelidad
experiencia traumática

Estrategias del sobreviviente experiencia traumática de infidelidad

Spread the love

Una de las características que presenta en algunos casos la infidelidad es que muchas personas viven esta como una experiencia traumática.

En el artículo ¿Cómo sobrevivir al trauma de los cuernos? hablamos sobre los flashback y sus recomendaciones de afrontamiento, ahora vamos a hablar sobre otras tres características comunes cuando se experimenta el trauma:

la inhibición emocional (constricción), hipersensibilidad y la hipervigilancia.

¿Qué es la inhibición emocional o constricción?

La inhibición de pensamientos, sentimientos y actividades que están relacionadas con la experiencia luego de descubrir la infidelidad,

son señales de constricción. Es decir, algunas personas que viven esta experiencia la definen como sentirse entumecidas,

sin interés en la realidad o en recuperar la normalidad y generalmente se encuentran separados de otras personas. Adicional a esto,

muchas personas que han experimentado esto, están presentando el continuo entre pensamientos intrusivos y emocionalidad en exceso y al mismo tiempo síntomas de evitación.

Shirley Glass, nos explica como este sentimiento de embotamiento es mas común durante el periodo inicial de sospecha,

cuando nos niegan las señales de que las cosas no están bien y se detona cuando ya se descubre la infidelidad.

Pensemos en cuan agotados nos podemos sentir de darle y darle vueltas a la traición y el engaño,

puede llegar un punto en el que ni siquiera queramos pensar en algo,

es como si se estuviera en un momento en el cual

“no sentimos nada” aunque estos estados suelen durar poco tiempo, “primero se adormece y luego sangra”.

Un ejemplo de ello, cuando una persona se entera de un engaño que duró dos años,

y su respuesta es de emoción imperceptible, se observa tranquilo, desinteresado,

sin interés de saber más allá, es como un estado de congelamiento inicial, una forma de protegerse del sufrimiento y

generalmente durante el proceso de recuperación la pareja que ha sido traicionada se descongela poco a poco

y se va calentando a medida que los detalles de la traición se van integrando a la nueva realidad,

este proceso duele igual que las manos congeladas insoportablemente mientras se calientan.

Aunque el adormecimiento inicial es una forma de protegerse al inicio, luego va siendo necesaria esta integración con la realidad,

permitiéndonos sentir y hablar sobre nuestros sentimientos, allí está el inicio de la recuperación.

La hipersensibilidad

Es posible que luego de revelada una traición, las personas permanezcan hipersensibles, es como si el sistema nervioso estuviera siempre en toda marcha,

lista para reaccionar a cualquier amenaza, con ello solo necesita una pequeña señal para acelerarse,

se comienza a sentir la necesidad de verificar dos veces los hechos puesto es una situación preocupante,

una vigilancia que antes era normal puede tornarse ya en paranoia, hay presencia de hiperreactividad del sistema nervioso,

manifestado en un sueño desordenado, quedare dormido, permanecer dormido,

levantarse en la mañana es difícil, hay arrebatos de ira, dificultad para concentrarse, irritabilidad, susto al escuchar los teléfonos.

También es posible que al sentir emociones intensas por ejemplo la ira y la rabia,

se pueda llegar a herir a las personas queridas y generar aún mas dificultad para reconstruir relaciones de pareja,

un ejemplo de ello nos lo regala Shirley Glass, cuando sitúa

como un mujer con profundas emociones de ira al enterarse de una infidelidad le había dicho a su esposo que él era una decepción sexualmente y además que no había querido casarse con ella en primer lugar;

él estaba devastado y en consulta reflejaba lo difícil que era para él sacar de su cabeza esas palabras. Aquí lo importante es pensar, cuantas heridas emocionales no se pueden causar en medio del dolor

y sufrimiento que a largo plazo solo nos generan más sufrimiento y vuelve más difícil reconstruir una relación.

A Continuación algunas estrategias que pueden ayudar en este proceso:

  • “Busca formas de acelerar la curación en lugar de seguir arrancando las costras de los demás”.  Glass, 2003

En este punto es recomendable centrarse en el proceso de curación personal después de una experiencia traumática a entrar a ofender o herir a la otra persona como si esto nos ayudara con nuestra propia herida;

es necesario no dejar que la ira y el dolor nos nublen absolutamente las cualidades de la relación,

y si quisieras desahogarte tal vez lo más apropiado inicialmente es buscar un amigo de confianza o un terapeuta.  

Reemplaza pensamientos candentes por otros calmantes, por ejemplo, en vez de pensar en cómo nos engañaron si fuimos buenos esposos o esposas, plantearse que no necesariamente se trata de nosotros,

inclusive puede que no hayamos hecho nada malo, es siempre tener pensamientos alternativos sabiendo que no somos portadores de verdades y explicaciones absolutas.

Los sentimientos de ira en muchos casos se pueden controlar o puedes revisar estas estrategias para calmarse ante emociones intensas,

allí podemos utilizar la que mejor nos funcione, a algunas personas les funcionan los baños calientes, masajes, meditación, música, respiración profunda.

3. La hipervigilancia

Esta es una de las manifestaciones más comunes de hiperactivación y es una respuesta a la pérdida de seguridad. Se manifiesta a través de estar atento o atenta a cualquier señal de peligro,

ya que cualquier punzada puede ser una posible recurrencia o señal de que algo no está bien. En muchos casos las parejas que han sido traicionadas se convierten en detectives con un gran radar, cada cosa, comportamiento, olor podría indicar signo de traición que requiere investigación rápida.

Algunos ejemplos de ello ocurren cuando una persona que generalmente preguntaba poco sobre llegadas tarde o juegos de parques de su pareja con amigos,

empieza a dudarlo todo y ya tardanzas le generan desconfianza, pregunta cada actividad y corrobora las respuestas.

Aunque la vigilancia inicial en ciertas situaciones puede dar seguridad, la hipervigilancia puede destruir la relación, por ejemplo algunas personas que han sido infieles luchan por su propia ambivalencia que luego será desanimada por la necesidad exagerada de su pareja de conocer los hechos.

¿Cómo manejar la hipervigilancia?

Se ha encontrado que la conducta de hipervigilancia disminuye mientras se va restableciendo la confianza después de una experiencia traumática en la relación. Las personas que han sido traicionadas pueden permanecer en alerta máxima hasta que estén seguros que pueden volver a confiar.

La hipervigilancia extrema no conduce a la recuperación, es pertinente que la pareja que ha engañado, pueda rendir cuentas de su paradero, estas respuestas ayudan a calmar la angustia y si ha sido tu pareja quien ha sido infiel, más aún es importante que en aras de reestablecer la relación, tenga flexibilidad en este sentido.

La terapeuta Glass menciona que es razonable en las personas que han sido engañadas, quieran convertirse en detectives diferente a transformarse en inquisidores, es decir el primero realiza esta alerta y ante sospechas trata de realizar un seguimiento obteniendo información útil, en tanto que el inquisidor puede decir hasta 20 preguntas, intentando averiguar todo lo que hay. Ten en cuenta que si continúan las sospechas, es necesario revisar, en el caso que descubriera mas mentiras, se encontrará mas triste pero con mas conocimiento que le ayudará a tomar decisiones.

Es posible que la persona infiel en su impaciencia por demostrar que es confiable diga: “confías o no en mi”, ante esto es importante tener presente que la confianza no es algo que se enciende o apaga, sino tal como lo menciona la terapeuta Shirley es un regulador de intensidad que pasa de oscuro a brillante.

En el caso que la hipervigilancia sea persistente por mas de un año, a pesar de investigaciones o que usted como persona que ha sido infiel haya apoyado las muestras de seguridad,

puede que haya envueltos problemas de confianza de relaciones anteriores.

“Los instintos del cónyuge traicionado son sorprendentemente precisos en detectar mas signos de engaño después de la revelación inicial”.

Shirley Glass
  • Si las sospechas dejan de serlo y puedes comprobar que hay infidelidad persistente o se suelta esta persona (si para ti la fidelidad es uno de los valores principales en las relaciones de pareja) o aceptas que tu pareja es infiel (con todas sus consecuencias) o encuentras una nueva pareja.

“Si tú y tu pareja están preparados para estos momentos de posibles recaídas, no se sentirán descarrilados cuando estas apareciesen”

Glass

Entender algunos comportamientos que a simple vista pueden parecer perjudiciales o “anormales” nos permite identificar cómo las experiencias de dolor y sufrimiento,

toman ciertos comportamientos que de alguna manera en etapas iniciales luego de la revelación de la infidelidad, son normales y hacen parte de la recuperación de la experiencia de engaño;

si realmente la persona que ha sido infiel y que quiere reconstruir su relación debe tener la suficiente flexibilidad y compasión con el sufrimiento del otro para apoyar su proceso de recuperación, trabajando en equipo,

si por el contrario no se recibe de esta persona este apoyo (por ejemplo a través de aspectos como verificación de paraderos, compasión ante pensamientos intrusivos)

es bueno replantear realmente el compromiso, ya que será aún mas complicado recuperarse.

Bibliografía

Glass, Shirley (2003) Not “just friends” : protect your relationship from infidelity and heal the trauma of betrayal. Free press, NY.

2 Comments

Write a comment