Blog Detail

  • Home
  • ¿Cuáles son las fantasías sexuales mas comunes?
fantasías sexuales

¿Cuáles son las fantasías sexuales mas comunes?

Spread the love

Justin Lehmiller, Doctor en psicología quiso acercarse para conocer cuales son las fantasías sexuales mas comunes, adentrándose a explorar esta parte de la sexualidad,

para ello inicialmente plantea como puede ser común que nos preguntemos si las fantasías que tenemos son normales y muchas veces desafortunadamente el tabú sobre este tema hace que sea mas difícil compartirlas con nuestra pareja.

Teniendo este objetivo, el psicólogo Justin, encuestó a 4000 estadounidenses, encontrando algunos hallazgos en este sentido:

«Nuestra imaginación es poli amorosa y es la única parte de nuestras vidas que es verdaderamente libre».

Gigi Engle

Sexo entre varias personas:

Al parecer aquí entrarían los tríos y las orgías como fantasías omnipresentes, es aquí donde la idea de tener sexo entre varias personas se vuelve popular porque se relaciona con la alimentación de la novedad,

tan esquiva en algunos casos en las relaciones de larga duración.

Aquí también es importante tener en cuenta que las personas en muchos casos tienden a aburrirse de tener una vida sexual predecible y una forma de romper la rutina esta en este tipo de actividades.

Poder, control y sexo duro:

tener la posibilidad durante la relación sexual de actuar disciplina, dominio, sumisión, bien sea tomando el control o cediendo ante el otro.

Estas experiencias, se vuelven una oportunidad para escapar de las presiones en muchos casos de los roles de género tradicionales,

por ejemplo en muchos casos para varias mujeres el imaginar dominar y en los hombres sentirse dominados, les genera mucha excitación.

3. La novedad, aventura y variedad:

Esta muy relacionado con la fantasía de tener sexo de muchas formas, probar lugares distintos o entornos diferentes.

Uno de estas por ejemplo es tener relaciones en un lugar público donde el riesgo de encontrarse atrapado genera mas emoción.

Posiblemente esto se encuentre relacionado con lo que se ha hablado sobre las actividades de auto expansión y motivantes como gatillo para aumentar el deseo sexual en la pareja.

4. Realización de actividades Tabú:

En este caso, algunas fantasías fetichistas entran aquí como por ejemplo los pies, el calzado, el voyerismo (espiar a otras personas mientras tienen deseo sexual),

esto en parte motivado porque cuando se les dice a las personas que no hagan algo, a veces mas impulso sienten en realizarlo y lo desean mas.

Atracción + Obstáculos = Emoción (Jack Morin)

5.Pasión, romance e intimidad:

A veces el sexo se convierte en una forma de satisfacer necesidades emocionales de sentirse amado, querido o deseado,

por ejemplo, en términos de fantasía algunas personas imaginan una cita en un lugar exótico como algo que precede el sexo y mas resaltando lo que plantean los psicólogos sociales Mark Leary y Roy Baumeister cuando argumentan

que los seres humanos sentimos una necesidad de sentirnos conectados con los otros, fantasear con momentos íntimos puede ser una forma de alimentar esta necesidad.

6.Estar en una relación diferente:

Por ejemplo practicando alguno tipo de relación no monógama como los swingers o las relaciones abiertas, situación que parece generar mucha excitación en las personas.

Aquí, estas fantasías no se refieren a tener sexo con muchas personas, sino sentir la libertad de buscar mas de una relación o no limitarse a tener solo una pareja sexual.

En muchos casos, este tipo de fantasías satisfacen la necesidad de novedad sexual y en parte satisfacen la necesidad de intimidad y conexión emocional,

muchas personas de hecho pueden sentirse atraídas por la no monogamia porque luchan con el concepto de que sea solo una persona quien deba responder a todas las necesidades de la relación, como seres humanos queremos novedad, pero también queremos seguridad y estabilidad, por ejemplo.

7. Algunas fantasías sexuales pueden estar centradas en empujar los límites frente a la expresión de género o sexualidad de una persona:

Por ejemplo a través del travestismo o experimentar atracción por alguien que no está alineado con su orientación sexual, aquí estas fantasías tienes su base en la necesidad de novedad, expansión y tabú.

En este punto se ha encontrado como para las mujeres más fácil expresar sus fantasías homoeróticas que para los hombres,

evidentemente una de las razones puede ser el mayor castigo social en muchas sociedades machistas para los hombres de orientaciones de género diversas, aunque también en muchos casos estas fantasías femeninas pueden obedecer a un deseo de los hombres.

¿Cómo compartirle a mi pareja fantasías sexuales?

Bien sabemos como una buena comunicación sexual puede decir mucho de que tan satisfechos estamos en la relación de pareja y que tan buenos somos en este sentido, como recomendaciones para hablar sobre fantasías sexuales se plantean:

– Es importante prepararnos, para llegar a sentirnos cómodos hablando sobre sexo en general y luego si llegar a tocar temas más profundos como las fantasías.

– Es necesario tener en cuenta una hora apropiada, así como un  privado sin distracciones

– Inicie comentando sus fantasías mas “vainillas” o suaves, y luego puede ir comentando las mas aventureras. 

-Al compartir sus fantasías, también es importante involucrar a la pareja frente al papel de este en las mismas.

– En el caso de que sea a usted al que le estén compartiendo una fantasía, sea respetuoso, cuando nos reímos o juzgamos, tendemos a cerrar la conversación.

Dos ideas para cerrar

Con este estudio, el psicólogo enfatiza en la importancia de señalar que el hecho de tener una fantasía en la cabeza no necesariamente significa que la vayamos a realizar,

por ejemplo planteaba que no necesariamente una fantasía sobre escenas de sexo duro, o incluso posible violación puede significar que la persona quiera esto.

Las fantasías sexuales son bastante comunes, y muchas personas fantasean con mas de una, generalmente las fantasías sexuales incluyen temas tabús y extraños.

Particularmente en este estudio el 80% de las personas informaron querer cumplir su fantasía en alguno momento y solo el 23% la había cumplido en algún momento.

En parte el doctor en psicología Justin Lehmiller plantea cómo esto obedece en parte a los tabúes culturales que muchas veces hacen que las personas sientan estos deseos como extraños, cuando pueden ser mas comunes de lo que imaginamos.

Bibliografía

 Justin Lehmiller (2020) The Seven M ost Common Sexual Fantasies. Psychology today. 

1 Comment

Write a comment