Blog Detail

  • Home
  • ¿Qué pasa si dejo de ser amigo de mi pareja?

¿Qué pasa si dejo de ser amigo de mi pareja?

Spread the love

Sobre la importancia de preservar la amistad en las relaciones de pareja

No les ha pasado que empiezan a hablar de un tema con su pareja, por ejemplo política y terminan discutiendo y generando una pelea, cuando lo que buscaban era compartir una conversación. Este y otros temas, son tratados por Markman el cual además de plantear las barreras mas grandes para la amistad realiza sugerencias para su preservación.

Como ya sabemos, como miembros en una relación de pareja, generalmente llevamos todas nuestras expectativas a dicha relación y una de las más valiosas es la amistad, ya que como bien sabemos esta mantenida de forma sólida permite mayor disfrute en la relación y la protege para el futuro. Es por ello que se han expuesto algunos elementos que pueden ayudarnos para mantener la amistad viva en la relación o fortalecerla si esta afectada.

               “Separen los momentos en que manejan los puntos de conflicto, de los momentos en que se relajan y conversan como amigos”

Markman

¿Por qué es importante preservar la amistad en las relaciones de pareja?

Los diferentes estudios que se han hecho al respecto nos indican que una de las metas más importantes para muchas parejas indistintamente de los temas financieros, sexo satisfactorio y la formación de familias, radica en “tener un amigo”. Podríamos plantear que un amigo es una persona que nos apoya que esta dispuesto para conversar, que está allí; con los amigos generalmente tendemos a abrirnos, conversar, hacemos cosas divertidas.

¿Cuáles son las barreras de la amistad en las relaciones de pareja?

1. Poco tiempo: A veces nuestras mismas dinámicas laborales, el mantenimiento del hogar, los niños, reducen nuestra disponibilidad para la amistad.

2. Se ha perdido el sentimiento de amistad: generalmente las relaciones de pareja mas sólidas han mantenido una amistad a lo largo del tiempo, sin embargo en otros casos, el estar casados o viviendo juntos, pareciera que no dejara espacio para seguir cultivando la amistad con el otro. Cuando existe la amistad se mantiene un profundo respeto el uno por el otro, se pueden compartir libremente pensamientos y sentimientos sobre muchas cosas.

3. Ya no hablar como amigos: si imagináramos una amistad que disfrutamos con alguien distinto de nuestra pareja ¿con que frecuencia conversamos con esta persona? Generalmente no discutimos mucho con nuestros amigos, mas bien compartimos intereses mutuos de forma divertida. ¿sobre que hablas con tu pareja cotidianamente? Si no cuidamos la amistad con nuestra pareja, las conversaciones terminan siendo sobre problemas y preocupaciones y no sobre puntos de vista de interés, aunque es importante reconocer que dichos problemas requieren y hacen parte de la vida en pareja, muchas veces el estar condicionándolos consume todo nuestro tiempo.

4. Los conflictos que van erosionando la amistad: Esto sucede cuando las actividades que antes construían la relación, se interrumpen por los puntos de conflicto en la pareja.  Recordemos que cuando somos incapaces de evitar que surjan puntos de conflicto en los momentos en los cuales contamos con el tiempo para estar relajados, cada vez es menos probable que busquemos espacios para compartir.

“La peor cosa que puede ocurrir es que el tiempo que se dedica a conversar como amigos se convierta en algo que hay que evitar”

5. Ya conozco muy bien a mi pareja: Es posible que con el pasar de los años, las parejas comiencen a hacer suposiciones frente a que ya conocen lo suficiente al otro, sin embargo es bueno que tengamos en cuenta que las personas tienden a cambiar todo el tiempo, ocurren nuevas cosas, nuevas ideas reemplazan a otras.  Recuerda que la única forma de saber las nuevas ideas de nuestra pareja es conversando.

6. El efecto bumerang: Cuando los pensamientos compartidos en momentos íntimos y tiernos se usan como una arma de pelea. ¿Quién compartiría información personal o reveladora, si puede llegar a ser usada mas tarde en una pelea?

¿Cómo proteger la amistad en las relaciónes de pareja?

1. Reservar tiempo: independientemente de las actividades que demanda la cotidianidad, es necesario reservar un tiempo para conversar como amigos, si este tiempo no se busca, es posible que las mismas ocupaciones del día a día, dificulten el espacio. Es importante tener en cuenta que una relación estable y de calidad, fomenta nuestro bienestar psicológico, nos hace sentir bien.

2. Proteger la amistad del conflicto: precisamente reconociendo que para mantener la amistad viva es necesario estar seguros de que manejamos bien los problemas y protegiendo la amistad en los tiempos de conflicto. Generalmente es necesario poner en el ruedo nuestras habilidades de comunicación (por ejemplo, la técnica del hablante oyente) con el fin que estos conflictos en vez de erosionar la relación, fomenten la intimidad.

¿Cómo proteger la relación en tiempos de conflicto? Técnica del hablante oyente

“Cuando ustedes estén pasando tiempo juntos como amigos, no es apropiado discutir puntos de conflicto críticos, no si plantean proteger su amistad y manejar con éxito los puntos de conflicto importantes”.

Markman

3. Escuche como amigo: cuando lo hacen de esta manera notan como en las conversaciones no existe ningún interés por cambiar al otro, simplemente se conversa sobre asuntos importantes. Es importante recordar que las habilidades para escuchar bien, hacen que las otras personas se expresen libremente cuando están conversando con nosotros.

4. No se concentren exclusivamente en resolver problemas: generalmente cuando compartimos con amigos no tenemos que resolver un problema, es por ello recomendable que cuando se esté compartiendo como amigos no se busque resolver problemas –por ejemplo- temas ocultos de la relación.

5. Ensayarlo: aunque pueda sonar anti-natural, si establecemos condiciones básicas para el fortalecimiento de la amistad, estará fortalecida la relación. Para ensayarlo, pueden tomar un ejemplo de una conversación amistosa que terminó en una discusión, hacer el retroceso de la misma e identificar que pueden hacer diferente para que no termine en un conflicto. A medida que practicamos nuevas formas de comunicarnos, vamos adquiriendo mayor destreza y aprendiendo mayores habilidades que mas adelante surgirán espontáneamente.

Ejercicios prácticos

1. Programen un momento tranquilo y en el que no vayan a ser interrumpidos y plateen temas que puedan ser de interés mútuo. Prohíben en este momento hablar sobre problemas de la relación. Algunos ejemplos pueden ser:

a. Algún aspecto de la familia de origen en la que se haya estado pensando.

b. Metas o sueños personales

c. Un libro o película que hayan visto recientemente

d. Sucesos actuales como deportes o política

2. Háganle una entrevista a su pareja sobre su historia de vida.

3. Pensar cómo pueden programar tiempo para la amistad en la rutina de la semana. ¿Cómo quisieran demostrarlo?

Fuente

Markman, Stanley y Blumberg (1999) Su matrimonio vale la pena.

Write a comment