Blog Detail

  • Home
  • El acoso cibernético es real identifica las señales

El acoso cibernético es real identifica las señales

Spread the love

«Los acosadores están motivados por una obsesión por tener poder, control e influencia sobre su víctima»

Pittaro

Realmente puede haber mucha confusión al respecto, ¿Qué tan perjudicial puede ser un comportamiento de acoso cibernético para una persona, una relación, una amistad? ¿Dónde se ubica la línea entre una conducta de exploración y curiosidad y realmente una conducta de stalker?

Pues bien, para ahondar en estos temas Benjamin, Zhang Wang y Wuu estudiaron de forma minuciosa los principales planteamientos teóricos y estudios de caso al respecto, con el fin de encontrar líneas en común que facilitaran la comprensión del fenómeno del Acoso cibernético.

No sobra decir que el mismo auge de las redes sociales y el mundo “en línea” impacta la cotidianidad y la vida en general de las personas y en parte conocer las implicaciones de “delitos” que puedan ocurrir en este contexto, facilita estar atentos y encontrar estrategias para prevenirlos. Para ello, en este artículo encontraras tres puntos especiales:

1. ¿Qué es el acoso cibernético?

2. ¿Por qué puede ser mas peligroso el acoso cibernético al ocurrido de forma presencial y física?

3. ¿Cuáles son los comportamientos típicos de un acosador cibernético?

4. ¿Cuáles son las motivaciones posibles de un acosador cibernético?

Photo by Sora Shimazaki on Pexels.com

1. ¿Qué es el acoso cibernético?

Desde la psicología puede ser definido como el seguimiento intencional, malicioso y repetido de otra persona que amenaza nuestra seguridad y profundizando más en este punto, podría entenderse como un conjunto de comportamientos que se dirigen de forma reiterativa que:

  • Se dirigen hacia una persona específica
  • Son intrusivos y no bienvenidos en el otro
  • Inducen miedo y preocupación en la persona víctima de este comportamiento

A estos elementos principales los autores subrayan un elemento fundamental del acoso: estos comportamientos intrusivos de forma reiterada, buscan obtener control e influencia sobre una víctima, situación que facilita las amenazas e inducen el miedo.

2. ¿Por qué puede ser mas peligroso el acoso cibernético al acoso presencial o físico?

Pues bien, de acuerdo a los autores, va más allá de un “acoso en línea” y esto precisamente esta mediado por las implicaciones para la vida de la persona que esta siendo victima de este comportamiento. Esto se resume en tres planteamientos:

1. La tecnología de internet y redes sociales actualmente permiten a los cyberstalkers obtener gran información personal, lo que hace que dicho acoso sea mas difícil de prevenir, así como las consecuencias del mismo,

esto en parte por la facilidad de las redes sociales para motivar a los usuarios a intercambiar información privada que queda expuesta, e inclusive las filtraciones de datos privados, puede hacer mas posible la aparición de delitos cibernéticos.

2. La filtración de información sobre privacidad personal, así como la publicación de ubicaciones en tiempo real, no necesariamente sin conocimiento o consentimiento,

facilita la sofisticación del acoso y a su vez permite atacar a las víctimas de formas que no son posibles con un acoso tradicional, inclusive algunas aplicaciones creadas que permiten visualizar la ubicación de una población específica hasta otras diseñadas para espiar parejas.

3. El anonimato que se facilita en redes sociales facilita comportamientos no fácilmente identificados en “el mundo real”; un ejemplo de ello son la facilidad con la que se puede facilitar el comportamiento obsesivo en una relación interpersonal, tal es el caso de las parejas y exparejas.

Acompañado de esto, las identidades falsas, puede hacer inclusive que el rastreo por parte de los organismos de seguridad sea mas difícil y adicional a esto, este anónima facilita hacer comentarios groseros, publicar fotos y lastimar a personas de una forma mas cruda que en el mundo “físico-real”.

4. El acoso cibernético no necesita de comportamientos repetitivos para perpetuar en la víctima del mismo consecuencias de trauma emocional, lo que se encuentre allí puede existir por siempre, ejemplo de ello las publicaciones de videos íntimos sin consentimiento que pueden ser publicado año tras año.

5. El acoso cibernético permite mayor variedad de comportamientos que no ocurren fuera de línea, algunos ejemplos de ellos son las relaciones falsas virtuales, envío de virus informáticos como forma de venganza, modificación de fotos para avergonzar a alguien, robo de información y monitoreo electrónico.

3. ¿Cuáles son los comportamientos típicos de un acosador cibernético?

  • Ciberacoso en secreto

Generalmente se relaciona con rastrear y monitorear a otro sin consentimiento, en este tipo de ciberacoso no se da comunicación directa con la otra persona de ningún tipo (no hay mensajes, correos, comentarios).

Esta información se procesa de forma privada y no infringe ningún tipo de daño directo o indirecto a la persona objetivo.

Ciberacoso indirecto

Aquí entrarían comportamientos cómo el daño intencional de los datos o equipo del otro, el robo de identidad, perfiles falsos, acusaciones falsas, fotos falsas, trasmisión de rumores, publicaciones que buscan avergonzar o dañar a otra persona.

En este tipo de acoso no hay una comunicación directa entre el acosador y la persona objetivo, con ello esta persona el cyberstalker publica y procesa datos personales de la víctima para que esta sepa lo que está ocurriendo. No necesariamente ocurre un daño inmediato.

Ciberacoso directo

En este tipo se presenta una comunicación directa entre el acosador y la persona objetivo (mensajes instantáneos, correos, comentarios en línea), siendo la víctima consciente de dicha interacción.

Este tipo de comportamientos generalmente llevan a daños financieros, profesionales, físicos y psicológicos a la víctima. Aquí podrían entrar mensajes obscenos no deseados, pornografía, acoso, amenazas, intimidaciones al otro, insultos.

4. ¿Cuáles son las motivaciones de un acosador cibernético?

Es necesario saber que pueden presentarse muchas motivaciones, algunas encontradas según el rastreo realizado en este estudio se orientan a:

– Relacionadas con deseos de los ciberdelincuentes para satisfacer la curiosidad obsesiva por alguien, querer burlarse de esta persona, conducta de escape ante una situación de estrés intenso.

Generar miedo y obtener el control del otro.

– Comportamientos orientados a buscar vengaza o castigo para el otro.

Construcción de una relación con la víctima (relación sexual o representación de fantasías)

En conclusión,

Desde esta perspectiva, el ciberacoso implicaría un comportamiento en línea que puede ser secreto o no, dirigido a alguien y que busca el control o generación de miedo hacia la persona objetivo.

Este tipo de análisis nos permiten acercarnos a la comprensión de esta conducta, para poder identificarlas si se presentan y entenderlas como riesgosas y llevar a cabo acciones para responder a la misma, siempre velando por la integridad personal.


Fuente

Benjamin, Zhang Wang y Wuu (2013). Understanding and predicting cyberstalking in social media: Integrating theoretical perspectives on shame, neutralization, self-control, rational choice, and social learning.

Write a comment