Blog Detail

  • Home
  • Tiene tu hijo temor al interactuar con otros ¿Qué hacer?

Tiene tu hijo temor al interactuar con otros ¿Qué hacer?

Spread the love

Conoce las características de la ansiedad social, algunas recomendaciones de manejo y situaciones a evitar como papás

Si eres padre de un adolescente y observas que este es muy tímido, podrías preguntarte que tanto afecta esta situación la vida de tu hijo, que tanto sufre por esto, si acaso pasa algo en el colegio que puede estar interfiriendo con la posibilidad que tenga amistades, o a que se debe ese comportamiento y que puedes hacer. El punto de partida es el conocimiento sobre nuestros hijos, leyendo o identificando sus comportamientos y notando e indagando que tanto estos los afectan, esto a su vez se convierte en el primer paso para tomar acciones y a tiempo poder generar cambios que promuevan su bienestar, recordemos que particularmente en la adolescencia, la relación con los pares se torna un tema central y tener dificultades en esta área impacta de forma negativa el bienestar en los adolescentes, afectando su auto aceptación, su capacidad de recibir incentivos sociales, de contar con redes de apoyo para ayudas, etc.

Es por ello que el terapeuta Holly Scott, plantea algunos elementos que pueden ser tenidos en cuenta frente a la timidez, uno de ellos está relacionado con notar como padres si esa timidez que evidenciamos es ocasional o por el contrario generalmente lleva a evitar experiencias nuevas o limita las interacciones con personas nuevas, ya que esto puede conducir a desarrollar un trastorno de ansiedad social.

“La timidez es la desconfianza del amor propio, que deseando agradar teme no conseguirlo.”


MOLIÈRE

¿Cuáles son las características de ansiedad social?

  • Miedo intenso en situaciones en las cuales el adolescente pueda ser juzgado por otros
  • Temor desproporcionado al estar cerca de personas desconocidos.
  • Temor excesivo de ser avergonzado o humillado por sus propias acciones
  • Conductas de evitación en situaciones sociales.
  • Tener alto malestar emocional a eventos sociales que comienzan con días o semanas de anticipación.
  • Hipersensibilidad a la crítica
  • Dificultad de hablar, voz temblorosa.
  • Sensación de mareo

6 recomendaciones para papás sobre ansiedad social en adolescentes

 1. Conversar sobre el origen de esta ansiedad, ¿de donde puede provenir ese temor? Investigar y contarle al hijo o la hija, aspectos generales de lo que significa la ansiedad, de cómo la respuesta de “lucha-huida” en algún momento fue necesario para la evolución en los seres humanos, sin embargo, en algunas situaciones estas respuestas pueden ser innecesarias. Es necesario, ayudar a comprender al adolescente la necesidad de notar los cambios físicos que ocurren y explorar alternativas de comportamiento distinto a la evitación. Para ello esta metáfora puede ser útil:

“Una mañana te despiertas y frente a la puerta de tu casa encuentras un cachorrito de tigre, sientes miedo, por eso cada vez que te ruge le tiras un pedazo de carne. Pasados los días este tigre empieza a crecer, ya no puedes darle un poco de hamburguesa, sino que tienes que proveerle grandes pedazos de carne, así cada vez se va a haciendo mas y mas grande” Wilson y Luciano

Cada vez que evitamos entrar en situaciones sociales por miedo al rechazo, a la crítica, a no ser aprobado… es como si le diéramos un pedazo de carne a aquel tigre, aunque al comienzo lo calmamos, a medida que pasa el tiempo, cada vez se va haciendo mas y mas grande.

2. Enseñar estrategias para la calma: luego de indagar sobre aquellos cambios en el cuerpo de nuestros hijos cuando sienten ansiedad, podemos enseñarles algunas estrategias para la calma, por ejemplo, respirar contando las inhalaciones, realizar ejercicios de tensión y distensión con grupos musculares (manos, brazos, piernas). Prueben diferentes ejercicios y seleccionen los que mas se ajusten a él. En la medida en que su hijo aumente en su capacidad de modular respuestas fisiológicas, aumentará su confianza para hacer frente a situaciones que le generen estrés.

3. Identifiquen juntos situaciones donde se evidencia dicha ansiedad social, que características tienen, cuales son las más difíciles, cuales son los temores que hay detrás de la situación, cuales son las preocupaciones, cuales son los sentimientos frente a participar en clase y es importante también incluir si ha habido situaciones en los que haya podido hacer algo diferente a evitar, “se haya lanzado al agua”, esto buscando las estrategias que ya ha utilizado y que le han servido y mirando nuevas estrategias que puedan ayudarlo.

4. Es necesario entender que la ansiedad social y el perfeccionismo ocurren juntas, en muchos casos el miedo a no cumplir con las expectativas personales muy altas contribuye a la ansiedad. Entonces, podemos volver a nosotros mismos como papás y preguntarnos: ¿Cómo yo puedo enseñar a través del día a día y la cotidianidad la humanidad de los errores, como parte del proceso de crecimiento? ¿Cuáles son las expectativas que tengo de mi hijo? ¿Cómo se las muestro y lo incentivo?

5. Identifiquen las creencias y pensamientos que pueden esconderse en la ansiedad social, cómo por ejemplo, “sé que no me va a ir bien” “van a notar que no se” “mi profesor esta de mal genio, creo que perdí esa asignatura” “se van a reir de mi”. Trabajen en equipo e identifiquen explicaciones alternativas a estas ideas, hacer esta actividad juntos puede ayudar a su hijo crear una visión mas positiva del mundo.


 6. Sea modelo para su hijo: Reconocer que es normal que en algunas situaciones experimentemos nerviosismo, que su hijo pueda ver cómo actúa usted para enfrentar la situación, es una herramienta de aprendizaje que el podrá utilizar mas adelante. Incentivarlo a correr este riesgo.  

4 Recomendaciones: aspectos a evitar

 –Criticar: esto realmente no aporta a la solución de la dificultad, y por el contrario aumenta el nivel de malestar en el adolescente pudiendo generar inclusive mayor bloqueo para intentar cosas nuevas.

Etiquetarlo de tímido: Si un padre, un profesor o un doctor, etiqueta a un adolescente como “tímido” realmente puede llevar a que este interiorice que no es posible cambiar esta situación y una de las consecuencias de ello puede ser que continúen evitando las situaciones sociales.

Culpándolo: Recuerda que hay muchos factores que pueden ayudar a que surjan los síntomas de la ansiedad social.

-Permitir que su hijo se quede en la casa o que no vaya al colegio o que evite todos los eventos sociales, va a reforzar sus temores, por esto es necesario brindar apoyo y orientación mientras estimula la participación.

Fuente

Comeche y Vallejo (2005) Manual de terapia de conducta en la infancia. Editorial Dykinson.

Scott (2018). Guidance for parents of teenagers: does your shy teen have social anxiety disorder? Recuperado de: nationalsocialanxietycenter.com

Write a comment