Blog Detail

  • Home
  • Violencia sutil en las parejas y las TIC

Violencia sutil en las parejas y las TIC

Spread the love

“La violencia hiere el cuerpo y la mente. Del que la ejecuta. Del que la sufre. De los que lloran. De toda la humanidad. Nos rebaja a todos.”


KATHY REICHS

Altas creencias en las variables ideológicas (sexismo, amor romántico) constituyen un importante factor de riesgo de violencia de pareja a través del uso de TIC (tecnologías de información y comunicación).

Con las nuevas tecnologías de información y comunicación muchos jóvenes pueden llegar a utilizar sus aparatos tecnológicos como instrumentos para controlar sus relaciones de pareja, como bien sabemos, la violencia en cualquiera de sus tipos, menoscaba la integridad física o psicológica de quien recibe esta y en muchos casos uno de las mayores barreras para hacerle frente, es la dificultad de reconocer e identificar que se está participando en una relación de violencia. Particularmente en la violencia basada en género, entendida tal como lo plantea la declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer define este tipo de violencia como «cualquier acto de violencia de género que resulta, o es probable que resulte, físico, sexual o psicológico daño o sufrimiento a las mujeres, incluidas las amenazas de tales actos, coerción, o privación arbitraria de libertad, ya sea en público o vida privada” (Res. A. G. 48/104; ONU, 1994, p. 2), es la más perpetuada y requiere de intervenciones en distintos niveles para que pueda ser efectiva.  

Precisamente en el proceso de comprensión del papel de las nuevas tecnologías en las relaciones de pareja y cómo esta se asocia con formas de violencia en la relación, las psicólogas Dolores Sanchez-Hernandez, Carmen Herrera-Enriquez y Francisca Expósito, quisieron realizar un estudio experimental para “analizar la influencia de algunas variables que afectan la percepción de comportamientos de control hacia la pareja, desde la postura de protagonista (quien está viviendo una situación) y observador, y adicional a esto identificar los medios de control que utilizan (cara a cara vs WhatsApp), junto con variables de actitud cómo aceptación de la violencia hacia la mujer, mitos sobre amor romántico, sexismo ambivalente”. Para encontrar la percepción de hombres y mujeres, estas autoras hicieron dos estudios, en el primero se incluyeron 224 mujeres y en el segundo 120 hombres.

Algunos antecedentes sobre violencia en las relaciones de pareja, identifican cómo esta empieza a desarrollarse inclusive desde las etapas del noviazgo y en ciclos vitales como adolescencia o juventud. Particularmente con la incorpacion de las TIC, se han identificado nuevas formas a través de las cuales se perpetua la violencia basada en género, siendo necesario identificar los factores intervinientes en la misma, y aun partiendo de la base que es sostenida por el sistema de dominación patriarcal.

Otros estudios han identificado impactos positivos y negativos de las tecnologías en las relaciones, estas pueden favorecer y fortalecer las relaciones, pero otros casos convertirse en oportunidades para amenazar, acosar o inclusive atacar a otras personas (Draucker & Martsolf, 2010; Gómez-Franco & Sendín, 2014). Algunos comportamientos de control que se han identificado en el uso de las TICs, son revisar continuamente el paradero de la pareja, confirmando con quien está, revisar su celular, forzar a la pareja a dejar de chatear con alguien, obligarlo a eliminar fotos de sus amigos o la solicitud de contraseña. De otro lado, el control abusivo en línea es la forma de violencia mas ejercida por los jóvenes, sin embargo, no es percibida por ellos como tal.

Algunas estrategias que utilizan las mujeres para enfrentar la violencia a través del uso de redes sociales, son: eliminar contenido publicado en redes, cambiar publicaciones para evitar el enojo, disminuir la actividad en las redes o desactivar cuentas, es decir estos comportamientos muchas veces llegan a limitar la vida de las mujeres, y se ha encontrado que muchas veces son las actitudes sexistas y mitas sobre el amor romántico, las que inciden en que se perpetué mas dicha violencia en redes sociales.

Conceptos a tener en cuenta

El sexismo

Creencias y actitudes mantenidas por el género tradicional, donde se mantienen ciertos estereotipos sobre los roles considerados para hombres y para mujeres. En este punto se distinguen: el sexismo hostil – visión negativa de las mujeres – y el sexismo benevolente – considera a las mujeres como necesitadas de cariño y se valora positivamente quienes asumen roles tradicionales -.

Mitos sobre el amor romántico

Aquellas creencias irreales y distorsionadas sobre “la supuesta” naturaleza del amor (exclusividad, celos, fidelidad, almas gemelas), varios de ellos fundamentados en el poder asimétricos entre hombres y mujeres. Muchas veces comportamientos que pueden ser abusivos como la comprobación de donde esta la pareja y con quien, son justificados como expresiones de amor o preocupación en las relaciones.

¿En que consistió el estudio?
Se realizaron dos estudios, el primero con 224 mujeres entre 18 y 34 años y el segundo con 120 hombres, entre 18 y 34 años. Ambos estudios compartían los objetivos de entender la frecuencia con al que los jóvenes experimentan y perciben el control en las relaciones de pareja y por otro como algunas variables pueden afectar a la percepción social de ese control, por ejemplo, si yo soy una persona que tiene una alta aceptación hacia la violencia basada en género, disminuiría la probabilidad que identificara situaciones de violencia de pareja o sería mas fácil justificarlas. Para ello, desarrollaron una serie de situaciones en las cuales las y los participantes tenían algunos roles de protagonistas y otros de observadores, frente a situaciones de violencia de pareja usando las tecnologías.

¿Qué resultados encontraron las investigadoras?

“Es mas fácil identificar situaciones de violencia cuando estoy en un papel de observador a cuando lo vivo en carne propia”.

Las mujeres reconocen que el comportamiento de control en las relaciones de pareja ocurre con una frecuencia de 84.8%, sin embargo, dentro de sus experiencias personales, informaron que nunca habían sufrido estos comportamientos en una relación, es decir pareciera que no identifican experiencias de haberse sentido controladas en una relación de pareja; pareciera que las mujeres pueden utilizar una serie de mecanismos personales y sociales para enfrentar una posible situación de violencia de las que pudieran ser sobrevivientes, como comportamientos de control, siendo una de ellas la negación.

El hecho que el sexismo y la aceptación de la violencia contra la mujer no afectará la gravedad percibida de la situación abusiva en las mujeres, implicaría que las mujeres están aceptando y normalizando los comportamientos de control en línea, es decir éstos no son concebidos cómo violentos hacia ellas, sino como señales de preocupación y amor y adicional a esto, los mensajes por WhatsApp tienen un componente interpretativo alto, por ejemplo una mujer podría considerar que su pareja esta haciendo una broma, y que realmente no esta enojado.

El 92% de los jóvenes hombres, manifestaron que nunca habían ejercido comportamientos de control en sus relaciones, sin embargo, el 79.5% considero que este comportamiento es habitual en las relaciones de pareja jóvenes. Es decir, pareciera que los hombres jóvenes identifican comportamientos de control en otros jóvenes, pero pocos de ellos reconocen ejercer dichos comportamientos, es decir los jóvenes hombres identifican mas fácil los comportamientos abusivos cuando ocurren en otras relaciones de pareja a cuando ocurren en las mismas, esto puede ser explicado como un mecanismo adaptativo para reducir su malestar psicológico.

Los comportamientos de control se reproducen a través del empleo de las nuevas tecnologías, y debido a alta frecuencia de dichos comportamientos, en muchos casos pueden ser normalizados, y los jóvenes terminan por aceptar lo común como lo normal.

El sexismo ambivalente y la aceptación de la violencia contra las mujeres (justificaciones), predecían la percepción de violencia en el noviazgo, específicamente en lo relacionado con la gravedad percibida y su justificación, adicional a esto, los diferentes mitos sobre amor romántico, tienen incidencia como factor de riesgo de violencia en las parejas mujeres y en los hombres promueven la justificación de los comportamientos de control.

Fuente

Sánchez-Hernández, Herrera-Enríquez y Expósito (2019). Controlling Behaviors in Couple Relationships in the Digital Age: Acceptability of Gender Violence, Sexism, and Myths about Romantic Love. Psychosocial Intervention (2020) 29(2) 67-81

Write a comment