Blog Detail

  • Home
  • ¿Cómo saber si has perdonado?

¿Cómo saber si has perdonado?

Spread the love

“Perdonar no es síntoma de debilidad, porque no se trata de dar permiso al otro para que vuelva a hacer daño, sino que se puede perdonar cuidando de que no nos hagan daño de nuevo”

Ps. Garcia, 2010

¿Crees que existen áreas en las cuales puedes abrigar rencor, amargura y falta de perdón en tu relación?

¿Qué tan viejos son esos sentimientos?

¿Traes a colación eventos del pasado durante discusiones?

¿Te esfuerzas por perdonar?

Particularmente en el escenario de relaciones de pareja, el perdón se convierte en un elemento central para la restauración de la relación, y además es un proceso que nos ayuda a entender nuestras imperfecciones, nuestras parejas no son perfectas, nunca estamos exentos tal vez de sentirnos lastimados por alguna acción desde un olvido de una fecha o compromiso juntos hasta una infidelidad. Si nunca perdonáramos algunos detalles de nuestra pareja, imagínense lo desgaste para quien cometió la falta, saber que nunca la va a poder pagar; un ejemplo de ello es precisamente las discusiones que inician por un: “no pagaste el recibo, hoy vence” y llega hasta un “siempre todo es más importante para ti que nosotros, te acuerdas de?”. Aquí es importante tener claro que se hablará del perdón en el contexto de relaciones de pareja, este a su vez no necesariamente implica reconciliación, sin embargo, se convierte en un paso fundamental para la misma. Primero exploremos ¿Qué no es el perdón?

¿Qué no es el perdón? El perdón no es olvido y no es anestesia de emoción por lo ocurrido

“El perdón no supondrá nunca restaurar la relación con alguien que con mucha probabilidad pueda volver a hacer daño”

¿Puedes recordar algún evento muy doloroso que alguien te haya causado y por el cual ya hayas perdonado? Pues bien, perdonar, no tiene que ver con olvidar lo ocurrido, sino continuar sin mantener el deseo de hacerle daño a esa persona. Así mismo perdonar, no quiere decir que no te va a doler nunca más, el proceso de sanación de las heridas puede ser lento, y aunque tu voluntariamente hayas decidido sobre el perdón, puede que aún se te arrugue un poco el corazón al recordar lo sucedido, solo que es posible que no recrimines ni pienses en lastimar al otro, por ejemplo en el caso de las infidelidades, cuando se está en el proceso de restauración de la relación, es muy probable que aun habiendo tomado la decisión de perdonar, las personas que han sufrido la infidelidad, tengas flashbacks (imágenes mentales) de lo ocurrido, es decir existen muchos estímulos que encontremos en cualquier parte que nos puedan generar automáticamente recuerdos, imágenes y estos a su vez se conecten con emociones difícilmente inmodificables en el momento, lo que si podemos hacer en esta situación es como nos vamos a comportar cuando esto ocurra.

Igualmente, otro elemento principal es que el que se perdone no significa que se justifique lo ocurrido, ni mucho menos que se minimice, ya que la forma en que valoremos el hecho será siempre injustificable, así no estemos pensando en lastimar al que nos ofendió.

¿Qué es el perdón?

“El perdón es una decisión propia que tiene que ver con renunciar a la idea de desquitarse de quien nos ha ofendido” Pág.222. Es un verbo, es activo y el costo de no hacerlo y más dentro de una relación es ir agrandando el depósito de resentimiento, lo que, a su vez, dificultará que se trabaje como un equipo, ya que precisamente uno de los dos está por debajo, le debe al otro y la consecuencia de esto es que te alejas de las personas a las que nunca le podrás pagar una deuda (Markman, Stanley y Bumerg, 1999) Igualmente, si este proceso, que puede tener diferentes tiempos, se hace con el tiempo que requiere, los sentimientos hacia el ofensor van cesando. En fin, perdonar es una conducta voluntaria que implica compromiso y determinación.

¿Cómo acercarme a perdonar y restaurar mi relación de pareja?

Es necesario ser claros en que el proceso de perdón va a los ritmos y necesidades de cada persona y los que a continuación se enumeran son tal vez algunos elementos que puedan ser tenidos en cuenta para facilitar este proceso en las relaciones de pareja:

1. Programen un espacio específico en el cual vayan a abordar el punto relacionado con el perdón, es importante que no haya distracciones.

2. Es necesario identificar cual es el problema en cuestión y el momento que sea acordado para hacerlo, identifiquen que ambos tengan la disposición.

3.Dejen el espacio para que aflore el dolor y las preocupaciones que tienen que ver con el tema, siempre escuchando y respetando el punto de vista del otro. (Podrían utilizar la técnica del hablante-oyente).

4. Quien ha ofendido solicita el perdón. Esto además de que facilita que dicho proceso se de, valida los sentimientos de la otra persona. En el caso de que no identifiques haber hecho algo “malo”, escuche con atención, la preocupación de su pareja, incluso aunque se piense que no se ha hecho nada malo, es posible que algún cambio de su parte mejore la relación.

5. El ofendido toma la decisión de perdonar. Ya sabemos que todos estos procesos, dependiendo de las infracciones requieren “tiempo”, y en este paso, también el ofendido puede comprometerse a renunciar a la “tentación” de estar recriminando en cada discusión lo ocurrido.

6. Este proceso requiere su tiempo, siempre es necesario tenerlo presente y además recordar que el perdón, indistintamente de la reconciliación y restauración de la relación, es una elección personal y una experiencia liberadora.

Fuente:

García, (2010). La recuperación de la pareja después de la infidelidad.

Markman, Stanley y Blumberg (1994). Su matrimonio vale la pena. Editorial Norma.

1 Comment

Write a comment