Blog Detail

  • Home
  • ¿Continuar o terminar? Después de la infidelidad

¿Continuar o terminar? Después de la infidelidad

Spread the love

Nuestros amigos y familiares afectan nuestra toma de decisión al respecto.

Una pregunta que es muy común hacerse luego de descubrir una infidelidad y que al parecer depende de muchos factores, es precisamente si abandonar o continuar. Por supuesto, desde un proceso terapéutico lo ideal es acompañar a la persona a que tome la decisión en función de lo que él o ella consideren valioso en la relación de pareja, la decisión siempre está allí. Sin embargo, los psicólogos Shrout and Weigel quisieron hacer un estudio al respecto para probar un modelo teórico en la comprensión del proceso decisional de una persona para continuar o no una relación luego de una infidelidad, con lo cual plantearon en su objetivo “examinar el proceso que conduce a personas que habían sido engañadas y no engañadas (en una situación hipotética) al proceso de toma de decisiones frente a continuar o no en la relación”, para ello plantearon:

La aprobación o desaprobación de las redes sociales de las parejas (amigos y familia), puede influir en los comportamientos, creencias y expectativas e inclusive podría tener un efecto en el inicio, mantenimiento, disolución, compromiso y satisfacción de la relación. Esto nos indicaría que después de una infidelidad, la aprobación o no de la red, puede afectar la forma en que estos responden a la misma, que al final se relacionaría con si se continua o no en la relación.

El proceso de toma de decisiones se ve afectado por procesos cognitivos, es decir la forma en que interpretamos y explicamos el comportamiento de los demás. Particularmente frente a la infidelidad se ha encontrado que existen unas atribuciones más relacionadas con el perdón y la continuación en la relación. Pero antes de esto, pareciera que las personas seleccionamos información sobre la infidelidad para luego explicar ese comportamiento. Igualmente es posible que, si nuestra red social aprueba que permanezcamos en dicha relación, nosotros empecemos a buscar información que sea consistente con interpretar la conducta infiel como apoyada a circunstancias externas, con una posibilidad de que no se repetirá en nuestras parejas.

Las atribuciones, entendidas como la forma en que explicamos el comportamiento en este caso de la persona infiel, tienen un papel dentro del proceso de toma de decisiones. Aquí en este punto, esta teoría de la atribución se centra en cómo asignamos causalidad y responsabilidad al comportamiento, es decir si en el caso de la infidelidad la responsabilidad recae en la pareja, si el comportamiento es estable, si fue intencional, siendo la pareja culpable. Estos ejemplos se relacionarían con una atribución no benigna, que generalmente se relaciona con menos posibilidades de perdón; por ejemplo, si yo pienso que mi pareja me engañó intencionalmente, que es muy posible que no cambie, ya que es un rasgo estable de él o ella, y no dependió de circunstancias externas, va a ser más difícil que tome la decisión de perdonarlo e inclusive de continuar la relación.

Para desarrollar sus hipótesis, estos investigadores realizaron dos estudios:

En el primer estudio, probaron el modelo secuencial de toma de decisiones después de plantear una hipotética infidelidad por parte de su pareja. En este estudio participaron 198 personas (140 mujeres y 58 hombres) universitarios en una relación de noviazgo, con un promedio de 1 año de duración; con edades entre los participantes entre 18 y 47 años. En el estudio se les pidió que imaginarán que habían tenido una pelea con sus parejas; luego de esto sus parejas habían asistido a una fiesta y allí sus parejas tuvieron relaciones sexuales con otra persona. Finalmente, se les planteó que sus parejas les solicitaron seguir con la relación. Luego de esto los participantes se asignaron a dos grupos, en uno se les dijo que la mayoría de las personas cercanas a su red de apoyo les dirían que siguieran con la relación, mientras que en el otro se les indicó lo contrario. Luego de esto, los participantes completaron cuestionarios sobre atribuciones, perdón y decisiones de irse o quedarse en la relación.

En el segundo estudio, participaron un total de 64 mujeres y 51 hombres, universitarios, la media de las relaciones de pareja era un año, y los participantes tenían que haber sido engañados (físicamente, emocionalmente) durante una relación en los últimos tres meses. Los participantes tenían una edad de 21 años. Luego de identificarlos, los participantes diligenciaron los cuestionarios sobre atribuciones, aprobación o desaprobación de la red social y perdón.

¿Qué concluyeron los estudios?

Los estudios permitieron apoyar el modelo que explica el proceso de toma de decisiones de las parejas engañadas, con lo cual el estudio uno, indicó que las personas a las que se les dijo que sus familiares y amigos les aconsejaban abandonar la relación, eran más propensos a seleccionar información que se relacionara con culpa y responsabilidad absoluta de su pareja por la infidelidad, esto a su vez contribuyó a más atribuciones sobre el conflicto, que terminó relacionándose con menos perdón y más certeza para dejar esta relación. De la misma forma, en el estudio 2, luego que las personas vivieron una infidelidad real, los individuos cuyas familias y amigos les aconsejaron poner fin a la relación, hicieron más atribuciones de promoción de conflictos hacia sus parejas, lo que equivale a menos perdón y a su vez mas certeza de irse.

Las expectativas y creencias de nuestros amigos y familiares, pueden influir en las decisiones que tomemos frente a abandonar o no la relación de pareja, es importante anotar que los procesos de selección información y atribuciones son rápidos y en muchos casos no somos plenamente conscientes de los mismos, es decir no somos absolutamente consciente de que tanto las opiniones de los externos en la relación, afectan la forma que explicamos lo que pasa dentro de ella.  

La aprobación de las redes sociales (familiares y amigos) junto con la atribución y el perdón, pueden mejorar el proceso de toma de decisiones después de una infidelidad. Es decir, en ambos estudios, tanto la aprobación de la red como el perdón, explicaron la decisión de quedarse.

Dentro de las limitaciones del estudio se encontraban las relacionadas con la toma de medidas en forma retrospectiva, es decir luego de tres meses de sucedió el hecho, esto puedo generar algunos sesgos.

En mi experiencia personal y como psicóloga clínica, sé que, aunque la red social, nos sirve de apoyo y soporte en situaciones que pueden ser traumáticas, en casos de infidelidad antes de buscar ese soporte y esa ayuda, luego tal vez de la montaña rusa de emociones que podamos estar experimentando, te invito a que vuelques sobre ti mismo ¿Qué tanto ha afectado el engaño, la situación la relación? ¿Qué tanto nos han engañado? Es decir, si nos van a reparar o si vamos a perdonar, necesitamos saber porque nos van a reparar, reflexionar sobre nuestras creencias de lo que es importante, lo que es conciliable y lo definitivamente irreconciliable. En el momento en que socialicemos la información o busquemos el apoyo de nuestros amigos o familia, es sano que tengamos una base propia frente a como explicamos lo sucedido.

Fuentes:

Shrout y Weigel (2019) “Should I stay or should I go?” Understanding the non involved partner’s decision-making process following infidelity. Journal of Social and

Personal Relationships. DOI: 10.1177/0265407517733335

Write a comment