Blog Detail

  • Home
  • ¿Domando el monstruo de los celos?

¿Domando el monstruo de los celos?

Spread the love

Quien en algún momento de su vida, en alguna situación o relación de pareja no ha sentido ese diablillo interior de los celos arder, pues bien, este artículo está planteado para conocer un poco más sobre ¿Qué son los celos? y sobre todo identificar en qué momento este monstruo toma el control de nosotros.

Para empezar, Shakespeare quiso ejemplificar esta emoción en su obra Otello, cuando Iago intenta manipular a Othello sugiriendo que su esposa, está teniendo una aventura. Iago planta el diablillo de los celos en la mente de Othello diciendo “Cuidado mi señor de los celos, es el mounstro de los ojos verdes”, allí también se podría entender cómo en muchos casos este monstruo de ojos verdes toma la capacidad y el control completo de alguien y puede hacer que tome decisiones inadecuadas.

¿Qué entendemos por celos?

 El doctor en psicología Enrique Echeburúa, gran estudioso de las dinámicas en las relaciones de pareja, la define “una emoción o un sentimiento que surge a consecuencia de un afán de tener algo de forma exclusiva y temor a que el ser amado nos pueda ser infiel”. En este punto, los celos moderados serian una respuesta natural que intenta prevenir una infidelidad y la pérdida de nuestra pareja. Es importante tener en cuenta que cuando ocurren de forma frecuente y se viven intensamente, general profundo malestar, inconformidad, enojo, frustración en quien los siente y a veces las cosas que hacemos para quitarnos esa sensación de temor, terminan ocasionandonos más problemas.

¿Cuándo serían problemáticos mis celos?

“Todo es veneno y nada es veneno, la dosis hace al veneno”, con esto quiero decir que:

– Cuando empiezas a notar que no puedes estar tranquila o tranquilo por la sensación de inseguridad que percibes

– Frecuentemente tienes pensamientos intrusivos frente a una posible infidelidad

– Cuando te molesta que tu pareja pueda tener otras fuentes de gratificación distintas a ti

– Te molesta que comparta con sus amigos o amigas

–  Si alguna amiga o amigo le coqueteara, pensarías que te volverías extremadamente posesivo o posesiva

-Si ves que tu pareja está en línea y empiezas a pensar que pueda estar engañándote

– Piensa en tu experiencia, cuando has sentido que esa emoción es más grande que tú y has actuado para espantarla

Generalmente cuando tenemos emociones que sentimos negativas, queremos hacer algo para que se vayan y algunos de los comportamientos que terminan “calmándonos a corto plazo” pero trayéndonos más problemas cuando sentimos celos son:

  • Revisar el celular de tu pareja de forma continua como encontrar pruebas.
  • Desconfías de sus amigos y amigas
  • Interrogas a tu pareja
  • Revisas frecuentemente sus redes sociales

¿Cuáles son los tipos de disparadores de los celos románticos?

Se podría decir que existen tres tipos de causales de celos:

  • Los celos reactivos: Cuando observamos conductas íntimas de nuestra pareja con otra persona
  • Los celos ansiosos: Cuando sin tener señales, tememos que nuestra pareja se involucre con otra persona y nos sea infiel.
  • Los celos preventivos: Ante una leve señal de infidelidad reaccionamos

¿Qué hago si no puedo controlar los celos y estos no tienen alguna causa aparente?

Identifica como está tu relación actualmente, ¿de dónde crees que provienen los celos? ¿existe algún comportamiento de tu pareja que te genere desconfianza? ¿necesitas más atención? Ante señales de desconfianza, tendrías que plantearte que hacer con la relación de pareja. Si identificas que tal vez puedan estar relacionados con algo que necesites de tu pareja y que haya dejado de brindarte, sería el momento para expresarlo. (exprésate clara y segura)

Si identificas celos ansiosos: es importante revisar dentro de nosotros mismos: ¿Qué me está generando inseguridad en mi misma? ¿Cuál es la raíz de los celos? ¿obedece a una relación pasada donde fue engañado o engañada?

Si renuncias a comprobar y verificar el celular de tu pareja vas a dejar de sentirte ansiosa: aunque al comienzo puedes sentirte tentada a hacerlo, seguro que vas a dejar de sentirte ansiosa, ya que comportamientos de comprobación, aunque a corto plazo te hagan sentir tranquila, a largo plazo te siguen generando angustia y cada vez vas a querer seguir comprobando todas las teorías sobre el “engaño”.

“Piensa que es como si la emoción de celos fuera un tigre y cada vez que sintieras celos e hicieras cosas para calmarlos, como revisar su celular, interrogar, estuvieras dándole un pedazo de carne a este tigre, aunque al comienzo se calme, cada vez que lo alimentas, se va haciendo más grande”

Identifica todos los pensamientos cuando te sientes celoso o celosa, nótalos y nota tu reacción ante los mismos, no te atasques con ellos, déjalos pasar y retoma tus actividades, si ves que no son tolerables, puedes revisar nuestras estrategias de cosas que puedes hacer para emociones que se sienten como huracanes.

¿Qué haría tu yo ideal en ese momento de celos? Es importante identificar como a veces los comportamientos que tenemos ante los celos se centran en espantar el malestar y esto no aleja realmente de nuestra pareja y lo que buscamos, por eso, la próxima vez que te sientas tentado a hacer algo así, hazte la pregunta.

Practica ejercicios de defusión cognitiva

Acepta la incertidumbre: Es importante que reconozcas que no puedes controlar a tu pareja, ni sus pensamientos ni sus acciones, tal vez ni siquiera puedes controlar la emoción de que puedas perderlo, pero si puedes planear cómo responder cuando los sientes. Recuerda: “Nunca podemos estar seguros de que nuestra pareja no nos traicionará”.

Recuerda la idea no es que se esfumen los celos, sino tenerlos en dosis saludables.

Fuentes:

Carlen, Kasanzew, y López (2009) Tratamiento cognitivo conductual de los celos en pareja.

Leahy y Tirch (2008) Cognitive behavioral therapy for jelousy. Internal Journal of cognitive therapy.  

Wilson y Luciano (2012) Terapia de aceptación y compromiso: un tratamiento conductual orientado a los valores.

Write a comment