Blog Detail

  • Home
  • La infidelidad no solo nos duele en la mente

La infidelidad no solo nos duele en la mente

Spread the love

«La infidelidad es como estar de socio con alguien y robar dinero de la caja.«

Fernando Sabino

Todos sabemos que ser engañado es una experiencia dolorosa, donde la avalancha de emociones sentidas como rabia, culpa, frustración, ansiedad, depresión, hacen su aparición; se suman en algunos casos los comportamientos de riesgo por parte de quien ha sido engañado que pueden empezar a deteriorar su salud en general . Pues bien, a continuación, les presentó cinco aspectos claves encontrados en un estudio publicado por Journal of social and Personal Relationships sobre la infidelidad y sus consecuencias psicológicas y físicas:

1.La atribución de culpa, bien sea propia o hacia el otro, influye en el impacto emocional y físico de la infidelidad.

Adicional a esto y vinculado con las consecuencias a nivel físico, se encontró que los comportamientos de riesgo se relacionan precisamente con los altos niveles de angustia, es decir mientras más culpa sintamos, o mientras más culpemos al otro, mayor nivel de angustia psicológica presentaríamos y a mayor angustia más probabilidades de tener comportamientos de riesgo cómo sexo sin protección, uso de drogas, consumo de alcohol, atracones o no comer en absoluto. Estas pueden ser explicadas como un intento de hacer frente a la infidelidad disminuyendo el alto nivel de malestar que nos produce.

2. El papel de la autoculpa:

Las personas que se culpaban a sí mismas por el engaño de su pareja, teniendo pensamientos de que hubieran podido evitar la infidelidad, tenían más probabilidades de desarrollar comportamientos de riesgo. Caso contrario, el culpar a su pareja por haber mentido y engañado no estaba directamente relacionado con las conductas de riesgo. Es decir, cuando nos atribuimos la culpa por la infidelidad, es posible que se afecte nuestra propia percepción y que esto a su vez se relacione con conductas de riesgo.

3. Las mujeres expresan mayor impacto emocional por la infidelidad:

En general se encontró que era más probable en las mujeres desarrollar comportamientos de riesgo, acompañado de alto malestar emocional en comparación con los hombres. La explicación que se da en este caso es en parte a el papel de la relación en lo que significa la identidad para las mujeres. En este punto, particularmente planteo que además se encuentran otros factores, por ejemplo, los estereotipos frente a la expresión emocional de las mujeres a diferencia de los hombres.

4. Las secuelas psicológicas de la infidelidad permananen:

A pesar de que solo 1 de cada 7 participantes continuaban en la relación de pareja, la manifestación de angustia emocional y comportamientos de riesgo, se mantuvo en el tiempo, es decir que es posible entender la infidelidad como un evento tan grave que, aun rompiendo la relación, sus efectos adversos se mantienen.

Cómo conclusión inicial:

Acercarnos a conocer cuáles son las explicaciones dadas por la persona que ha sido engañada puede brindarnos luces frente a la posible afectación en salud mental, es decir indagar la presencia de culpa, por ejemplo, es un paso inicial para comprender las consecuencias del engaño sobre sí mismo. En general, estos hallazgos sugieren que la salud mental, La salud física y los comportamientos que comprometen la salud están interrelacionados, por eso es tan importante siempre en la medida de lo posible, sentirnos apoyados cuando pasamos este tipo de crisis.

Fuente:

Shrout y Weigel (2018). Infidelity’s aftermath: Appraisals, mental health, and health-compromising behaviors following a partner’s infidelity. Journal of Social and Personal Relationships. Vol. 35(8) 1067–1091

Write a comment