Blog Detail

  • Home
  • Conoce un antídoto para la depresión y la ansiedad.

Conoce un antídoto para la depresión y la ansiedad.

Spread the love

Muchas veces nos hemos sentido por largos periodos de tiempo, tristes, preocupados, con grandes sensaciones de vacío, con un malestar emocional, a veces difícil de interpretar, pero se encuentra presente. De hecho, una de las características elementales que aparecen cuando estamos pasando una situación así puede ser orientado a pensamientos autocríticos cómo “soy una tonto/a”, “todo me sale mal” “soy un desastre” “no sirvo para nada”; que aunque inicialmente nos puede reducir el nivel de malestar, a largo plazo, notamos como los problemas pueden ir incrementándose. Así que en este artículo te voy a presentar un antítodo para la ansiedad y la depresión que ha demostrado beneficios para la salud en general.

Índice                                             

1.      ¿Que no es y que si es la autocompasión?

2.      ¿Por qué practicar la autocompasión?

3.      ¿Cuáles son los cinco caminos para llegar a la autocompasión?

4.      Conoce una forma rápida de responder ante una emoción difícil

1.      ¿Qué no es y que si es la autocompasión?

Habitualmente, nos han enseñado a entender la compasión y autocompasión como lástima, derrotismo, desesperanza, inclusive si algún conocido nos dijera que siente compasión por nosotros, lo interpretaríamos cómo algo relacionado con lástima y tal vez, hasta podría molestarnos un poco. En general, se tiende a confundir autocomplacencia con autocompasión; el primero de ellos está más relacionado con evitar la responsabilidad, estancarse, no dar un cambio, en tanto que la autocompasión esta relacionado como la calidez y la comprensión que nos proporcionamos a nosotros mismos, en vez de criticarnos y acusarnos cuando estamos en una situación de sufrimiento, cuando creemos que no somo capaces o que hemos fallado.

En la autocompasión, hay una observación del sufrimiento y malestar que estamos experimentando y simultáneamente hay un interés por tener bienestar, facilitando un espacio mental, provisto de un acercamiento a sentimientos difíciles, abriendo espacios para ver con perspectiva y con mayor claridad. La autocompasión, se podría comprender desde tres dimensiones interrelacionadas entre si: bondad hacia uno mismo (tratarse a uno mismo con cuidado y comprensión), atención plena (capacidad de prestar atención al momento presente), humanidad compartida (reconocer que los demás también pasan por sufrimientos como el nuestro). Es importante resaltar que la autocompasión brindaría mayor estabilidad emocional que la autoestima, ya que dependen de la valoración propia.

2.      ¿Por qué practicar la autocompasión?

  • Aumento en conexión social y mejora en las relaciones interpersonales
  • Aumento o mayor satisfacción con la vida.
  • Permite ubicarse en una mejor perspectiva para tomar decisiones.
  • A mayor autocompasión menor depresión y ansiedad, esto ya que el incremento la práctica de autocompasión, disminuye los niveles de malestar emocional relacionados con las mismas.
  • Según hipótesis iniciales desde la teoría evolutiva de la compasión, está activa un sistema neurológico, que solo se ha desarrollado en mamíferos primates, y que tiene como función calmar, promoviendo una sensación de seguridad y bienestar, facilitando la vinculación con los otros y reduciendo con ello el aislamiento.
  • Desarrollo de una mayor autonomía
  • Mayor sensación de competencia para el manejo de estrés
  • Fortalece la iniciativa personal

3.      ¿Cuáles son los cinco caminos para llegar a la autocompasión?

A continuación, describiremos los cinco caminos que pueden conducir a la autocompasión, resaltando que, para aprender siempre una nueva habilidad, necesitamos siempre practicarla, aunque al comienzo nos cueste mucho, o imagina cuando tuviste que ensayar para aprender una habilidad nueva.

a) Físico: ablanda el cuerpo (realiza ejercicios de respiración, haz ejercicio, practica sexo, toma un baño caliente)

b) Mental: deja que tus pensamientos vayan y vengan, no te atasques con ninguno.

c) Emocional: Hazte amigo de tus sentimientos; deja de evitarlos (p. ej.,meditación de la bondad amorosa; perdónate y perdona a los demás; escucha música relajante; pregúntate, “¿qué diría ahora mi
mejor amigo?”)

d) Relacional: Conecta bien con otras personas; acercate a conocer nueva gente, comparte alimentos, expresa gratitud a amigos, haz voluntariado.

e) Espiritual: Sé fiel a tus valores; medita, acércate a tus creencias, camina en la naturaleza; haz las paces; se honesto)

 4.      Conoce una forma rápida de responder ante una emoción difícil

A continuación, se describirá una forma rápida de responder ante una emoción difícil con compasión. Es importante saber que la finalidad de los ejercicios no es aliviar el sufrimiento, sino encontrar liberación en el sufrimiento.

Christopher K. Germer & Vicente Simón (2011)

Aquí es importante tener en cuenta que aunque pueda parecer difícil repetir estas palabras compasivas en una situación de emoción intensa, recordemos que aunque todos deberíamos inventar nuestras propias frases para que germine la compasión, hay que ir paso a paso, como toda nueva habilidad requiere práctica y adicionalmente, tal vez ahora nuestros corazones pueden estar lo suficientemente duros para permitir que ingreses palabras compasivas hacia nosotros, así que podemos tomarlas y ubicarlas sobre nuestros corazones mientras éstos se ablandan y las palabras caen dentro. (Moyers y Ketcham, 2006 citados por Germer y Simon, 2011)

Referencias bibliográficas

Araya y Moncada (2016). Autocompasión: origen, concepto y evidencia preliminar. Revista Argentina de Psicología Clínica, vol 25 (67-78)

Christopher K. Germer & Vicente Simón (2011) Cap. 5 Compasión y autocompasión en Simon V y Germer (2011). Aprender a practicar Mindfulness. Sello editorial.

Write a comment